LA SEGUNDA DIVISIÓN, A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Compartir

Con el empate de San Marcos de Arica, que sumó 15 unidades, Santiago Wanderers queda como el exclusivo colista de la primera B del fútbol chileno. No es una broma, ni un sueño del que todos queremos despertar, es nuestra triste realidad. Quedan 14 partidos para evitar caer al fútbol semi-profesional, en donde nunca hemos estado en nuestros casi 126 años de historia. Hay que dejar de mirar esto con tanto relajo, descender a segunda división sería una tragedia terrible, de la que muy difícilmente podamos recuperarnos, es por eso que hay que entender lo que nos estamos jugando. Si hay que hacer cambios importantes, habrá que hacerlos, porque el destino de nuestro club se estará jugando en estos 14 partidos, en donde la segunda división nos está respirando en la nuca, lamentablemente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *