Entrevista | “A parte importante del directorio no le interesa lo que piensa el wanderino de a pie”

Compartir

Hasta hace dos semanas el panorama en Santiago Wanderers vivía dos escenas completamente distintas: En una éramos punteros del torneo y en la otra pasábamos una compleja situación institucional con anuncios por parte del máximo controlador de querer abandonar su participación en el club.

Hoy no hay mucho de qué alegrarse, ya que el cuadro caturro viene de perder dos partidos consecutivos, y el último ante Cobreloa de manera humillante por 4 a 1 en la cancha del “Zorros del Desierto”, resultado que lo hizo perder la punta del torneo ante los loínos.

En lo institucional, se vive por ahora una tensa calma, ya que, tras el anuncio de hacer un aumento de capital de 5.200 millones de pesos, aún restan 15 días para que se cumpla el plazo que tienen los accionistas de la sociedad anónima caturra para decidir si serán parte de ese aumento o permitirán el ingreso de nuevos inversores al club.

Desde la Corporación Wanderers han sido siempre enfáticos en mantenerse con los ojos en la mira respecto a esto, y es su presidente Mario Oyer quien nos confiesa que “si es que llega gente nueva, debemos sentarnos a conversar de inmediato. No podemos tomar galería, tenemos que tomar el rol que nos corresponde para que seamos escuchados de mejor manera”.

Hace 7 días hubo un importante cambio en la mesa directiva de la sociedad anónima. La Fundación Futuro de Valparaíso, decidió sacar a Ignacio Del Fierro de su cargo como director y presidente de la comisión fútbol del decano, poniendo en su reemplazo al marino en retiro Matías Purcell y la periodista Lorena Medel, situación que le molestó profundamente a la Corporación Wanderers.

“Lamento que no sea gente con mayor conocimiento de futbol y cercanía a Wanderers. Uno mira para otro lado y ve que a los directorios ingresa gente con experiencia en el fútbol y acá no. Cuando Ignacio (Del Fierro) llegó fue para calmar las aguas, cuestión que lograron. Lo que podemos sacar de su salida, es estar mucho más alertas con lo que venga”, sentenció Mario Oyer.

El timonel de la entidad que representa a los socios del club es totalmente crítico de lo que pasa en la mesa directiva del club: “Una muestra de que no les importa mucho lo que diga la gente está en el valor de las entradas. Yo estando al interior del directorio, me doy cuenta de que a parte importante no le interesa en absoluto la opinión del wanderino de a pie”.

Sobre la abrupta decisión de Nicolás Ibáñez de abandonar su participación como máximo accionista del club, Oyer señala que “finalmente se dio cuenta que sus recursos no fueron bien administrados. La filantropía funciona hasta donde se pueda llegar. Tirar el mantel fue la decisión de él”.

Respecto a lo deportivo, el presidente de la Corporación Wanderers, no duda en levantar la voz por lo que pasó ayer en Calama: “Es un llamado de atención, sabemos que quedan muchos partidos y el balance lo haremos a fin de año, pero no hay que relajarse en ese sentido”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *